Confeccionamos personalmente cada soporte plantar, adaptándolo a las necesidades biomecánicas de cada pie y las características específicas de cada paciente.

 

Todo el proceso es importante. empezando por un correcto estudio biomecánico, seguido de un importantísimo molde, para adaptar perfectamente la corrección al paciente y finalizar con la elección del material más adecuado en cada caso.